Carboxiterapia

La Carboxiterapia es una técnica o procedimiento no quirúrgico en el cual el gas dióxido de carbono (CO2), es administrado de forma intradérmica. La técnica puede ser aplicada sola o en combinación con otras como la Mesoterapia.

Se utiliza para las siguientes afecciones:
> Adiposidad localizada.
> Celulitis.
> Flaccidez corporal.
> Flaccidez facial.
> Rejuvenecimiento facial.
> Cicatrices post acné.
> Estrías.
> Bolsas y coloración palpebral (bolsitas grasas en párpado inferior y coloración oscura del mismo).
> Tratamiento en las post lipoesculturas.

Sobre el tiempo que pueden durar los resultados obtenidos de la Carboxiterapia se puede afirmar que depende de varios factores: en el caso de la celulitis, la flaccidez y la reducción de los depósitos de grasa, la actitud del paciente será el factor más importante. En caso de que se comprometa a seguir un programa de ejercicios y una dieta sana, los resultados podrían durar por años, pero si por el contrario la alimentación no es buena y se lleva un estilo de vida sedentario, el problema volvería en poco tiempo. Algunos pacientes requieren de sesiones de retoque. En cuanto a reducción de estrías y cicatrices, los resultados deberían ser permanentes, a menos que se hayan generado nuevas cicatrices o estrías durante el tratamiento.

Por lo general, son necesarias de dieciseis a veinte sesiones de tratamiento de Carboxiterapia, dependiendo de la zona a tratar y la meta planteada. Esta no es una ciencia exacta, por lo tanto los resultados pueden variar según el paciente. Después de la quinta sesión se puede notar una mejoría general en el área tratada y entre la octava y décima semana, el área está firme. El tratamiento puede demorarse aproximadamente quince minutos por área y se realiza una o dos veces a la semana.

Para contactarse con nosotros,
complete el siguiente formulario

Enviar